Es importante reconocer que si la pastoral no lleva a los jóvenes a asumir su propia opción ante el Señor se debe considerar como incompleta. Por lo mismo, la pastoral Vocacional debe preparar el momento más adecuado para presentar la propuesta Vocacional y para promover vocaciones para la congregación y la familia Marianista.

La pastoral ha de tener siempre una perspectiva vocacional en sentido amplio. Como tal, es la acción de la comunidad eclesial que acompaña y ayuda a los jóvenes, a partir de la realidad, a descubrir y seguir a Jesucristo, personal y comunitariamente, y a alcanzar la madurez suficiente para asumir un compromiso desde los valores del Evangelio y optar vocacionalmente en la Iglesia por un estado de vida (seglar, consagrado, sacerdotal). 

La congregación Marianista luego de haber realizado una serie de análisis y reflexiones sobre las vocaciones religiosas dentro de las obras educativas y sociales  ha considerado de vital importancia replantear un trabajo Vocacional. Así lo enfatiza los objetivos propuestos por el Plan estratégico 2010  - 2020 que invita a todas las ramas de la familia Marianista contar con equipos de animación Vocacional y que se garantice su continuidad.

Responsable de la pastoral Social: Hermano Orlando De La Cruz