Las Comunidades de Afiliados Marianistas son comunidades que surgen de la iniciativa de los propios padres de familia, egresados y miembros de la comunidad educativa.

Su razón de ser es seguir  formándose en la fe bajo el carisma y espiritualidad Marianista.