PASTORAL JUVENIL

  1. Definición: Es área dedicada que forma parte del movimiento de la Pastoral Juvenil Regional Marianista. conformada por jóvenes del V año de secundaria, ex alumnos y jóvenes del entorno chalaco. En ella se busca  formarse en la fe a través de la espiritualidad Marianista, viviendo y compartiendo en comunidad para preparase y poder dar testimonio vivencial de un auténtico discípulo y misionero de Jesús.

 

  1. Objetivo: Acompañar y animar  en las comunidades en sus procesos de maduración en la fe bajo la espiritualidad y carisma marianista, buscando una  orientación de la vida, formarse en la fe, dando un testimonio vivencial de un auténtico discípulo y garantía de un compromiso misionero.

 

PASTORAL JUVENIL MARIANISTA

Es área dedicada que forma parte del movimiento de la Pastoral Juvenil Regional Marianista conformada por jóvenes del V año de secundaria, ex alumnos y jóvenes del entorno chalaco. En ella se busca  formarse en la fe a través de la espiritualidad Marianista, viviendo y compartiendo en comunidad para preparase y poder dar testimonio vivencial de un auténtico discípulo y misionero de Jesús. La Pastoral Juvenil cuenta con una serie de fortalezas y oportunidades, que llevadas a la práctica de manera sistematizada podrían seguir desarrollándose generando actitudes y compromisos serios con su entorno y testimonio de vida:

  • Mayor integración espontánea entre los jóvenes antiguos y los que empiezan a formar parte de las comunidades juveniles.
  • Vivencia del Espíritu de Familia al interior de las comunidades juveniles.
  • Creatividad en el desarrollo de diferentes actividades.
  • Fuerte identificación de las comunidades juveniles con la obra.
  • Espacios de oración entre algunas comunidades juveniles.
  • Apoyo de la obra en recursos materiales para el trabajo de las comunidades.
  • Animadores con la capacidad de acompañar a nuevos jóvenes en la inserción a las comunidades.
  • Apoyo de las familias de los jóvenes para que sigan participando de las comunidades.
  • Participación en los eventos del Decanato 1 de la Diócesis del Callao.
  • Existen lugares donde se puede brindar diferentes servicios de tipo apostólico.
  • Existencia de talleres de formación para catequistas dirigidos a jóvenes.
  • Contamos con personas religiosas y lacias que brindan temas y testimonios cuando se les solicita.

Así también cuenta con un ITINERARIO FORMATIVO COMUNIDADES JUVENILES propuesto por la oficina regional Marianista. El presente proyecto formativo de la pastoral juvenil Marianista tiene como finalidad ser un referente dentro de la propuesta formativa para el trabajo con las comunidades juveniles del colegio San Antonio Marianistas.

Este proyecto está destinado para el trabajo con comunidades juveniles en las etapas de:

  1. María caminante (Iniciación)
  2. María Peregrina (Profundización)
  3. María Voluntaria (Madurez)
  4. María Misionera (Compromiso)

El propósito principal de este itinerario formativo es el de poder tener un orden cronológico por etapas y procesos dentro de la formación del joven que desarrolle en él las dimensiones de la propuesta de formación integral.

  1. Personalización
  2. Socialización
  3. Crecimiento Grupal
  4. Discernimiento Cristiano
  5. Identidad Marianista

La Pastoral Juvenil nos propone que la evangelización a los jóvenes debe darse en pequeñas comunidades o grupos juveniles; siendo éstos el espacio que permitirán el crecimiento del participante en sus diversas dimensiones ya mencionadas y lo motivarán  a compartir sus experiencias, descubrirse cada vez más, favorecerá su socialización, tendrá la oportunidad de ensayar roles distintos, y posibilitará el encuentro consigo mismo, con Dios y los hermanos.

La Pedagogía a utilizar está reflejada en la Pedagogía de Jesús, ya que Él con su vida y obra demostró cómo debe de ser la evangelización.

Entre sus características principales están:

  • Los Evangelios.
  • Su forma de actuar y de ser.
  • La formación del discipulado.
  • El servicio al prójimo.

Esta visión permite obtener ciertos rasgos para la práctica pastoral, que debe ser:

-           Experiencial (basado en las experiencias propias del joven y adolescente).

-           Transformadora y liberadora (busca la conversión y la santidad).

-           Comunitaria (el espacio de encuentro con Dios para el compartir).

-           Coherente y testimonial (que refleje más que nada la experiencia de Dios en nuestra vida y que no se contradiga entre el decir y el actuar).

-           Participativa (que ayude a favorecer el protagonismo de cada uno).

-           Personalizante y personalizada (reconoce la diversidad y originalidad del joven. Es ahí que el evangelizador debe ser acompañante personal, ayudándolo a descubrir su vocación y comprometiéndolo con su Iglesia y la sociedad).

-           Integral (porque intenta desarrollar todos los procesos del ser humano).

Sobre la Metodología

Hemos revisado los contenidos metodológicos del MÉTODO DE FORMACIÓN EXPERIENCIAL y el método del VER, JUZGAR, ACTUAR, incluiremos además, dependiendo de la temática la propuesta de la Pastoral Juvenil Latinoamericana del VER, JUZGAR, ACTUAR, REVISAR y CELEBRAR.

 

Responsables: Richard Mogollón / Carlos Bossio