La educación física es la disciplina pedagógica que mediante la actividad física, tiende a la eficiencia del movimiento desde las habilidades motrices más simples hasta las más complicadas, con la finalidad de propiciar y conservar el equilibrio de la capacidad funcional del educando, propiciando su desarrollo armónico tanto físico, psicológico y sociológico, pues a la vez, se convierte en una pedagogía de las conductas motrices, en la medida que trata de optimizar o mejorar las conductas motrices de los educados, valiéndose de algunas herramientas, tal es el caso de las disciplinas deportivas, danzas y todo lo que puede ser una expresión cultural artística y social.

El profesor de Educación física se convierte en un experto observador de las conductas motrices de sus alumnos y una vez catalogadas y sistematizadas, trata de sugerir o plantear las situaciones motrices que provocan la optimización de las conductas observadas en función de un determinado proyecto pedagógico y de aquello que sea de mayor interés y congenien para la persona afectada.

Esperamos que nuestros niños y jóvenes, al concluir sus estudios, tengan un hábito de realizar actividad física perenne,  una mejor comunicación-expresión; una óptima utilización del tiempo libre; un adecuado cuidado de la salud; una mejor calidad de vida y una interacción social adecuada.